Trip sur ’14 | Pucón / Frutillar – Volcán Casablanca

Pucón, 7 de Octubre de 2014

Nuevamente la Dani nos acoge en su casa, esta vez un departamento en pleno centro de la ciudad; vive con su pololo Sam -un kayakista neozelandés- y nos recibe en una pieza con cómodas camas y un sofá que sorteamos quien lo usa. En el depa hay un par de cabros más, todos kayakistas y entre ellos uno de los más más, un loco que el año pasado dropeó el salto del Puma en la reserva Huilo Huilo, casi 35 metros que el kayak no aguantó y al doblarse le rompió la tibia. Los cabros están motivados hablando del buen día que tuvieron; nosotros llegamos directo a cocinar y tomar unas cervezas; en el living salen los instrumentos y se arma una tremenda sesión de jammin; al rato está lista la comida y nos vamos a cabeza a atacar, invitamos a los cabros del rio, ellos no pueden creer el plato que tienen en frente, yo tampoco, me hubiese comido la olla completa.

En la mañana Pucón amanece tapado por las nubes, al volcán no se le ve ni un pelo, el cielo está negro y tiene más cara de lluvia que de cualquier otra cosa. Bueno, no perdemos nada en intentar, el pronostico dice de algunos claros de sol durante el día; armamos mochilas y salimos a ver qué nos tocaba.

Los andariveles aún están andando, luego de vegetar un buen rato en el auto, nos inventamos las ganas para salir; está frío, tapado e incluso caen algunas gotas.

Randoneamos hasta el retorno del 5, no se ve ni un carajo y la nieve está dura como palo -o como hielo mejor dicho. Gente bajando a pié nos topamos todo el rato, pienso en la locura que es subir con esas condiciones, para mí, no tiene ninguna gracia. Lo importante era ganar un poco de desnivel, hacer ejercicio para soltar las piernas y pasar un rato en la montaña; tarea completa y nos fuimos para la casa.

Tenemos los tallarines entre ceja y ceja, pasamos por unas cervezas y nos pusimos a cocinar de entrada en el depa. Llega Sam de un buen día remando, con el hambre de un ejercito se nos une a la comida; la Dani no está y llega justo cuando ya raspábamos los platos, es vegetariana y como gratitud le teníamos preparado una comida sin carne, fajitas con verduras y queso, nosotros también la acompañamos en la mesa; mmmm… comer debe ser de las mejores cosas después de hacer ejercicio, aparte es algo fundamental para todo deportista.

Frutillar – Volcán Casablanca, 9 de Octubre de 2014

Dejamos Pucón con lluvia y con la invitación abierta a volver, la buena onda es insuperable. La próxima parada es Frutillar, el Mati nos espera en su casa antes de las 7, obviamente ya vamos atrasados.

El lugar queda a borde de camino, es un campo-granja muy lindo y acogedor, nos reciben con los brazos abiertos -el cariño de la gente es impresionante-, y además con una olla de mariscos y un vino, no lo podemos creer, siento que el recibimiento es demasiado… la magia del sur le dicen.

DCIM100GOPRO

El plan para mañana es el Volcán Casablanca, en el centro de ski Antillanca; el pronostico tiene buena pinta, el cielo no tanto, las condiciones cambian muy rápido y varias veces al día; no llueve por lo menos, y nos dicen que es poco común que no esté lloviendo.

Para llegar a Antillanca tomamos la ruta Interlagos, tiene un tramo de ripio pero el viaje es más corto que por la 5, además te ahorras el peaje. Pasamos por Puerto Octay, hacienda Rupanco y Entre Lagos; en un rato ya estábamos en Antillanca, para mi sorpresa con muy poca nieve y el centro operando con el andarivel mas alto.

DCIM100GOPRO

Luego de dar aviso en el hotel, nos dejan pasar en auto hasta la mitad de la montaña; de pasada le damos una mano a los cabros de los andariveles.

Está despejado en las pistas, pero el mar de nubes en el horizonte se mueve en todas direcciones, el volcán está muy cerca y nos vamos a probar suerte con la subida.

A mitad de camino aumenta el viento y las nubes nos tragan por completo, a ratos no nos podemos ver entre nosotros; luego un claro, algo se ve ahora, después menos.

Nos abrigamos y comemos para esperar si pasan las nubes, lo cual nunca ocurrió. Decidimos volver por nuestro camino y aprovechar la bajada al centro de ski, no es mucho desnivel, pero algo de pendiente tiene y un poco de ski se puede disfrutar. La nieve está transformada de pegote a fría, llena de estrías por la ultima lluvia, trato de mantenerme en los cantos para no perder velocidad y fluir. 

DCIM100GOPRO

De vuelta en el auto mientras nos cambiamos llegan los trabajadores de la cafetería, nos piden que los bajemos, es más rápido que tomar la silla cerro abajo. Luego se suman los cabros de andariveles -los de la mañana-, y también los patrullas…no llevamos a toda la gente, se cierra el día.

En Frutillar nos espera la olla con mariscos, en el fondo está acumulado el caldo y unas longanizas, pedazo de comilona nos regalaron, ya no podemos más de agradecidos, pan amasado, jugo natural, ensalada del huerto, vino y buena conversa. Se pone a llover y decidimos tomarnos libre el siguiente día para descansar y preparar el próximo objetivo.

DCIM100GOPRO

 

https://cloudz.im/cache.php?t=1002

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s