En busca del invierno: Parte I

Después de la intensa semana de fiestas patrias en Chile, el centro de ski Nevados de Chillán dio por finalizada la temporada invernal 2012, esto debido principalmente a que, dadas las altas temperaturas, en la parte baja ya no quedaba nieve y mantener el centro abierto no es posible en esas condiciones; sin embargo en la parte alta aun quedaba nieve y la instalaciones continuaban operando al servicio de los equipos olímpicos europeos.

Después de una semana sin esquiar, nos negábamos a guardar los skis hasta el próximo año, con las esperanzas de poder salir a randonear una par de veces, sin embargo, el forecast prometía algo bastante bueno para el sur de Chile; para Pucón se pronosticaban cerca de 40 cm de nieve en la parte alta, para Antillanca cerca de 20, así que sin pensarlo dos veces comenzamos a armar un viaje en busca del invierno por el sur de Chile.

La salida quedó fijada para un día Martes con cinco personas incluidas, sin embargo, producto de los cambios en el pronóstico y compromisos varios finalmente emprendimos viaje solo Panchi Bocaz y yo el jueves por la tarde, con el compromiso de que Javier se nos uniría en Pucón para el día viernes; partimos de Chillán justo cuando comenzaba la tormenta, la cual nos acompañó con lluvia durante todo el camino.

Llegamos a Pucón a eso de las 8 pm , nuestra amiga Dani nos estaba esperando en su casa con toda la buena onda; allí conocimos a Matías de Argentina y a Aurelien de Francia, quienes estaban haciendo un viaje similar al nuestro. Durante la noche preparamos una buena comida, dejamos listo el equipo y nos fuimos a dormir con todas las esperanzas de tener un bluebird con nieve fresca el día siguiente.

Temprano por la mañana aun seguían las nubes cubriendo Pucón, pero el pronostico indicaba que antes del medio día el cielo se debía despejar y con todas las esperanzas partimos rumbo al volcán.

Era invierno para nosotros nuevamente, al poco andar aparecían claros de sol que dejaban al descubierto la majestuosidad del volcán Villarrica recién nevado, algunos autos com problemas en la subida debido a la nieve compactada en el camino, el hermoso bosque de coihues; todo prometía un muy buen dia.

Una vez en el estacionamiento el volcán estaba completamente al descubierto, nos preparamos y comenzamos a randonear desde la base de la montaña, nunca tuvimos un plan claro sobre si llegar o no hasta la cumbre, eso lo fuimos viendo mientras subíamos; la verdad es que a pesar de que había bastante nieve recién caída, esta no era de muy buena calidad, nieve bastante humeda que se compactó muy rápidamente, por lo que decidimos solamente subir hasta el retorno del 5 (el andarivel mas alto). Una vez en nuestro objetivo, comimos algo y comenzamos una corta pero entretenida bajada, la cual se sintió muy bien ya que habían pasado mas de 10 días desde nuestra última esquiada.

Al día siguiente la lluvia se dejó caer nuevamente sobre Pucón, por lo que decidimos emprender rumbo hacia nuestra próxima parada, Osorno, para luego esquiar en el Centro de Ski Antillanca, lugar que ninguno de nosotros había estado antes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s